El Asador de Aybar

El Asador de Aybar

Te recomienda probar y disfrutar en familia

Con orgullo

Somos la tercera generación dedicada a la charcutería.

Todo partió gracias al esfuerzo y dedicación de mis abuelos.

Don Santos Aybar y la señora Javiera Vargas, ambos provenientes de familias relacionadas al rubro de la carne y cecinas, comenzaron en 1918 con una refinería de manteca para abastecer las entonces “nuevas” fabricas locales de galletas. (Hucke y McKay)

Con la llegada de los sucedáneos de la manteca, también conocidos como margarina, esta refinería se transformó en una pequeña fábrica de cecinas. Así, con orgullo somos la tercera generación dedicada a la profesión de la charcutería.